Saturday, January 28, 2017

Cómo lograr ser ambos

Siempre he soñado con pegarme viaggem, ya tu sai, verdad? Y así, entonces, en la selva, en el calor, en las hormigas que balan, y en todo eso que suele cantarse también en Pascua de Resurrección, eso es lo que sucede cuando vas a Uruguayana, y ves cantar a alguien en la plaza. ¿No es cierto? Y cuando todos cantan alrededor. Allí iba Bruno (Marcio Sarrú, denominación brasileña), hombre de 50 años, nacido pobre, nacido sin autoestima, construido a sí mismo a fuerza de haber leído tanto a Proust, de haberlo querido entender. Y eso pasa cuando una joven de 30 años le invita a fumar marihuana.
-Que te pareces a una cantante de los noventa.
-A quién, dime- dice ella, divertida, muy divertida.
-A Soraya. ¿La conoces?
-Nada. Nada de nada. – Igual, no tiene importancia esto para ambos porque son ambos.
Marcio le dice: - Voy a confesarte que, aunque no nos conozcamos o no volvamos a vernos, sé que esto será inolvidable. Pero, y aquí viene la confesión. No tanto por ti, sino por mí. Por el hecho de que por fin he aprendido a bailar.
-Me haces acordar a El Lobo estepario. Yo sería la prostituta que le hace conocer la vida al lobo.
Marcio le responde: - Bueno. Pues yo querría alejarme de esas imágenes que más mal que bien me hicieron cuando era pibe. Eran otras épocas, donde supuestamente había una moda de que si eras triste y misterioso podías ganar chicas.
Ella le dice: - No, Marcio. La única manera de ganar era, tal vez, con el misterio. Bueno, pero sigo enseñándote. Qué puedes enseñarme tú.

Él la toma de la nuca, y primero le acerca su mejilla al pecho; luego ella levanta un poco la cabeza, mirándole de frente, es decir: quedando ambas miradas conectadas, pero con las cabezas en un ángulo de 45 grados, sonriendo. Él la besa, y ella se ríe. Tiene gusto a melón con vino la boca de ella. Agradable. El agradece para sus adentros. La muerte está en todos lados. 

Se escucha, de fondo, "Cerebro Magnético" de Hermeto Pascoal.

No comments:

Precursor del grunge

En aquella época, cuando tenía unos 13 o 14 años, incluso menos, cuando tenía 11 o 12 años, yo fui el precursor del grunge y nadie se ent...